En los 495 años de Santa Marta: La Sierra Nevada, El Corazón del Mundo

Tomado de: http://cronicas500.com/opinion/en-los-495-anos-de-santa-marta-la-sierra-nevada-el-corazon-del-mundo/

Ante la grave situación que vive hoy el corazón del mundo, la Concejala de Bogotá Ati Quigua, vocera de la Bancada del Movimiento Alternativo, Indígena y Social MAIS, hace un llamado al Gobierno Nacional y a los Gobiernos Locales de los 17 municipios que hoy bordean la Sierra Nevada de Santa Marta, para crear un plan de mitigación y reparación, donde es necesario una articulación interinstitucional de los distintos gobiernos del caribe, y hacer un cordón de protección para conservar los ecosistemas.

El Corazón del Mundo, que es también el Corazón del Universo, la Sierra Nevada de Santa Marta, Colombia, es una montaña que según la UNESCO fue declarada como Reserva de la Biosfera y Patrimonio de la Humanidad, en 1979.

Hay que señalar que la Sierra Nevada, hoy abastecen de agua a los 17 municipios que la bordean, estos cuerpos de agua son de origen glacial y, desde el punto de vista de los Mamos, son el reflejo de la conciencia de la humanidad. 

En estos tiempos de emergencia sanitaria y ambiental, todos somos una sola unidad, una sola humanidad que sufre, que llora, que se quebranta y que ha de levantarse empoderada. Los Mamos quienes han aprendido por cientos de generaciones y linajes a tomarse el tiempo para desarrollar la comunicación con las dimensiones superiores e inferiores, nos han enseñado a lo largo de la historia a apagar nuestros egos, a dormir nuestras mentes para que no juzguen, no sentencien, no condenen. 

Hemos aprendido que ellos hablan con la risa inocente de los niños, en la sabiduría vieja del que ya se va, en el color de las nubes, en el deshielo de los Chundwas (picos de nieve), en las aves que dejaron de volar en los volcanes que se despertaron perplejos y empezaron a rugir hasta hacer temblar la Madre Tierra. Los Mamos ven en todo acontecimiento natural, en toda manifestación un mensajero y un mensaje, un guardián, un maestro, un consejero, que nos trae la oportunidad de oír, de dialogar con la Madre Naturaleza y con la Madre Tierra. 

Cuando la Madre Tierra tuvo su primer amanecer todo fue manifestándose desde el espíritu, en Ánugwe, luego, todo se manifestó en Ti’na. Ánugwe es la fuerza inmaterial de la existencia, la “Fuerza Ley” intangible y mayor que gobierna y controla todo cuanto existe en la naturaleza y en el cosmos. Ti’na es la fuerza en el modo material, visible y manifestada desde el Ánugwe. Así se manifiestan todos los reinos, los animales, las plantas, las aguas, las rocas, y todo aquello que existe en Ti’na. 

Hoy la humanidad ha alterado el orden establecido por la Ley más Sagrada del Universo, la Ley de Origen que es la Ley del Orden, de la vida y del respeto por el ser. No hemos aprendido a ponernos a la altura de la Madre Tierra, ni de la Naturaleza. Y en un abrir y cerrar de ojos recalentamos el planeta descongelamos los polos, desaparecimos muchos hermanos de la flora y de la fauna, contaminamos la brisa el aire y son muy pocos los que han actuado con conciencia de transformación queriendo cambiar el sistema que hoy nos gobierna. 

Es el momento de cuidar la Sierra Nevada de Santa Marta y actuar de inmediato, hoy la humanidad necesita ser solidaria con nuestra madre tierra, con la fauna y la flora que se está perdiendo en esta grave situación ambiental, cada elemento de la tierra es fundamental para nuestra humanidad, y es el momento de que no sean destruidos, violentados, por lo que se llama desarrollo, civilización, modernismo y al que los Mamos llaman inconsciencia.