Jul 12

Cumpliendo nuestros compromisos con bogotá

 

  Las propuestas que nos llevaron al Concejo de la ciudad

El páramo más grande del planeta es Sumapaz; que es el 50 % del territorio del Distrito Especial de Bogotá. Es lamentable que la ciudad se siga pensando a sus espaldas. Es un territorio bendecido por aproximadamente 215 ríos, según censo del Agustín Codazzi,  pero en nombre del progreso y el desarrollo de la ciudad, en 25 años hemos perdido 90 ríos y los restantes corren el riesgo de estar cada vez más cerca de la triste realidad del río Bogotá. Las aguas subterráneas son explotadas por encima de la capacidad de recarga natural, las empresas, que son el sector que más las explotan (tienen un volumen otorgado de 498.126 m3 por mes) pagan una tasa de uso de 0,62 centavos por m3, lo que ni siquiera cubre los costos administrativos del cobro. La población de estrato tres paga $ 2.117 pesos por m3 de agua. Por incapacidad de pago existen más de 236.000 familias desconectadas del servicio de acueducto y en barrios no desarrollados esas familias pagan aproximadamente $10.000 pesos por m3. En tales circunstancias la Comisión Reguladora de Agua Potable y Saneamiento Básico (CRA) y el congreso de la república deben revisar el sistema tarifario, no solo con criterios de equidad entre los sectores de la población sino concibiendo ese sistema como instrumento económico y financiero para la sostenibilidad ambiental del agua en las regiones. 

Tod@s Atierra promueve una transformación de la Cultura del Agua en el Distrito Capital y su entorno, dirigida a recuperar el sentido de elemento dador de vida que ha mantenido entre los pueblos originarios de América y en particular entre los muiscas y otros pueblos originarios del norte de los Andes. Cultura que debe traducirse en una postura política de defensa por el agua como bien público y derecho inalienable de todo ser humano; la oposición a la apropiación con fines de lucro particular. Así como en una postura ética que guíe cada acto cotidiano para hacer un uso respetuoso de este elemento sagrado, de manera que se evite el desperdicio y en general los comportamientos que contribuyan a generar dinámicas destructivas de los ciclos naturales.

Promovemos:

  • Una política pública para la gestión integral del agua en Bogotá región.
  • Una institucionalidad regionalmente integrada que tenga la solidez suficiente para direccional decisiones estratégicas en la gestión del agua a nivel político, económico y cultural.
  • Una cultura del agua para la región que nos reconcilie con ese elemento vital.

A estos planteamientos no da respuesta el Plan Maestro de Acueducto y Alcantarillado. Allí se contempla como parte del Plan de Inversiones la “colocación de agua excedente del sistema de la ciudad” así como la participación en acciones regionales para atender los problemas de disposición de aguas servidas de la ciudad y de los municipios, lo que se conjuga con los problemas de abastecimiento de agua potable y agua para riego que se presentan en varias zonas de la región.

Sin embargo, el enfoque es netamente ingenieril, lo que allí se proyecta fundamentalmente es la construcción de obras, lo que tal vez sea necesario pero no es suficiente. El problema es que no hay de fondo una política que integre la prestación de los servicios públicos de acueducto y alcantarillado con los problemas ambientales y urbanísticos neurálgicos de Bogotá región.

El propósito político tras el enunciado “Bacatá Distrito Intercultural de América” es enaltecer las tradiciones de pensamiento indoamericano para que dialoguen con las tradiciones de pensamiento occidental y de otras procedencias, en la generación de respuestas culturalmente pertinentes a los retos y problemas que enfrenta la ciudad y los ciudadanos. Es hacer de las tradiciones de pensamiento indoamericano un referente para sobreponernos a la hegemonía política, económica, religiosa, científico/filosófico y en general cultural de las  metrópolis, que sigue pesando en lo profundo de nuestra idiosincrasia.

El camino de transformación cultural previsto pasa ineludiblemente por la transformación de la educación. Pero no solo la educación formal – desde el preescolar hasta la universidad – sino también la educación no formal y la educación informal. En este propósito un elemento fundamental del pensamiento indoamericano que orienta el actuar es entender que ser humano y territorio son una unidad dialéctica. La pertinencia y la calidad de la educación dependen de que parta del reconocimiento del territorio en el que se vive y del aprendizaje sobre la trama de la vida que constituye ese territorio.

En términos programáticos, mediante acciones de educación formal, no formal e informal se busca.

Incidir en la normatividad que orientará el desarrollo de la ciudad en los próximos años (Plan de Ordenamiento territorial, Planes de Desarrollo y Planes Maestros)

Transformar la cultura ambiental de quienes viven en Bogotá, generando arraigo territorial, reconfigurando los mapas mentales de la ciudad y su entorno para la defensa del agua, el aire y la tierra como derechos fundamentales.

Formar opinión pública cualificada sobre la problemática económica y ambiental de la ciudad y su entorno. 

Generar movimiento cultural y político entorno al propósito de un distrito grato, un distrito en el que la prosperidad no se paga con enfermedad.

La organización territorial de Agrópolis busca solventar la problemática alimentaria de la poblacional de la región. Aproximadamente el 77% de los alimentos que se consumen en Bogotá se producen un radio de 300 kilómetros y la economía campesina aporta alrededor del 65 por ciento de esos alimentos. Lo que es una gran fortaleza en términos de soberanía alimentaria, democracia económica y diversidad de productos primarios y transformados. Agrópolis con soberanía alimentaría es una apuesta  que busca potenciar esas fortalezas regionales y contrarrestar debilidades institucionales como los altos niveles de intermediación y las ineficiencias superables con una mejor planeación en el tiempo y en el espacio regional. Al propuesta se  basa en los principios de

Soberanía alimentaria. Lo que implica la producción suficiente y estable de los alimentos básicos para cubrir los requerimientos nutricionales de las personas en la región (central), reduciendo la dependencia externa. 

El reconocimiento de la agricultura campesina e indígenas como elemento esencial para el equilibrio ambiental, económico y social del territorio. 

Ordenamiento territorial sistémico de Bacatá  (Bogotá-región) de manera que la capacidad de producir, transformar, distribuir y consumir los alimentos requeridos por la ciudad y la región optimice la capacidad productiva y minimice las externalidades ambientales de esas actividades, con una localización equilibrada de las unidades productivas y los equipamientos.

En este sentido propondremos la revisión del Plan Maestro de Abastecimiento. 

NUESTRA PROPUESTA RENACE - BACATA EN EL MARCO DE LA “CONSTRUCCION SOCIAL DEL TERRITORIO”  EN BOGOTA REGIÓN

Se trata de propiciar un movimiento ciudadano a través del cual:

Empiece a cobrar vida política un ordenamiento del territorio regional más allá de los intereses particularistas del Distrito, los municipios o el departamento. 

Un ordenamiento del territorio que no parta de la colcha de retazos de las divisiones político administrativas actuales de la región  sino de la realidad de la estructura ecológica que tenemos; de los servicios ambientales de los que depende en último término el desarrollo de la región.

Un ordenamiento del territorio con criterios de eco eficiencia.


Es el llamado a la conciencia y la creatividad para hacer de bakatá la región capital del Agua, el distrito intercultural de las Américas y la agrópolis con soberanía Alimentaria. En cumplimiento a la declaratoria Bacatá capital del agua, distrito intercultural de las Américas, Agrópolis con soberanía Alimentaria, que autoridades indígenas del continente, artistas, campesinos, ambientalistas y académicos acordaron:

Necesitamos un Plan de Ordenamiento Territorial que:

  • respete el agua como elemento ordenador del territorio.
  • garantice la conservación, disponibilidad, accesibilidad y calidad del agua en Bakatá. (Bogotá/región).
  • Incorpore energías limpias.
  • Respete el derecho a un aire Limpio.
  • Garantice una Alimentación sana (Agroecología/semillas nativas, una tierra libre de químicos y de transgénicos).
  • garantice vivienda y habitas sanos en bakata (Bogotá/región).
  • Supere la cultura del desperdicio en Bakata ( Basura cero).


Por los derechos de nuestra Madre Naturaleza…

DEMOCRATIZAR EL PRESUPUESTO PÚBLICO para la inclusión de los sectores marginados del crecimiento económico de la ciudad.

De 13 billones de presupuesto Anual aproximadamente del que dispone Bogotá menos del 1% se destina a la Cultura, sin embargo asuntos vitales para Bogotá como la convivencia y el ambiente requieren profundas transformaciones culturales. Una política cultural más allá de los eventos y espectáculos requiere presupuesto, para nuevos programas e incentivos al arte.

- Política Pública para los Indígenas en Bogotá Acuerdo 359 de 2009

RECONOCIMIENTO A LOS INDÍGENAS DE LA CIUDAD. El Acuerdo 359 de 2009, de iniciativa de Ati Quigua, define los Lineamientos de Política Pública para los Indígenas en Bogotá. Esta norma ampara los derechos de más de 20.000 indígenas, en materia de identidad cultural, atención oportuna e integral en salud, educación, vivienda, reconocimiento a sus autoridades y organizaciones. Además, se reconoce las legítimas e históricas reivindicaciones de estos pueblos y envía un mensaje al Congreso y al Gobierno Nacional para que adopten medidas de protección de esta población.

Video: Ati Quigua habla sobre la visión de Bogotá y el proceso de política pública indígena

Informe gestión concejala indígena Ati Quigua con pueblos indígenas, 2005-2011

La gestión de Ati Quigua en el propósito de fortalecer la organización, cultura y pervivencia de los pueblos indígenas en Bakatá, se ha concretado en:

Reconocimiento de Cabildos urbanos

En 2005 fueron reconocidos ante el Ministerio del Interior los cabildos Kichwa, Ambiká Pijao y Muisca de Suba, justo después de una larga espera de las comunidades de exigir la garantía y restitución de sus derechos y el reconocimiento y respeto de su cultura y cosmovisión. Ati Quigua logró con el gobierno un acuerdo de preservación territorial indígena para los muiscas de Cota, Chía y Sesquile y desde la Dirección de etnias del ministerio del interior el reconocimiento de 33 Comunidades más en Colombia en cabeza la Doctora Luz Elena Izquierdo. Hoy Ati trabaja por el reconocimiento de otros cabildos en Bakatá y el país para que los indígenas que habitan en ciudades tengan un capítulo especial en el Plan Nacional de Desarrollo

Política Pública Indígena Distrital, PPID

En el 2009 Ati fue autora y logró la aprobación del Acuerdo 359 en el Concejo de Bogotá, que define los lineamientos para formular la PPID. Ese acuerdo es tal vez la conquista más importante para los indígenas urbanos en Colombia y el continente. Con base en ese acuerdo hoy se están construyendo las condiciones del bien y buen vivir de los indígenas en la ciudad.

Acciones afirmativas para los indígenas en la ciudad, programas y proyectos:

Para hacer realidad los derechos indígenas, Ati ha gestionado varios programas y proyectos:

  • Nutrición, Canasta Complementaria Indígena.

Canasta Complementaria Indígena. Programa mediante el cual se entrega mensualmente a cada familia un mercado con productos que aportan el 40% de valores nutritivos que requieren las personas de la familia. Hoy son beneficiarias del Programa unas 900 familias, algunas con tres o cuatro niños en su mayoría, otras hasta con siete menores. Las familias beneficiarias son 145 del Cabildo Muisca de Bosa y 190 de Suba, del Cabildo Kichwa 125, del Cabildo Ambiká Pijao 243 y 121 familias Inga.

  • Salud, Subsidios para indígenas; Proyecto Medicina Tradicional.

Subsidios para indígenas: una amplia población indígena, de los aproximadamente 21 etnias que residen en la ciudad, es beneficiaria del régimen subsidiado de salud.

Proyecto Medicina Tradicional. Dirigido a rescatar y fortalecer la medicina tradicional, de este Proyecto se han realizado varias fases. A futuro, en el marco de la PPID, se contempla crear la IPS indígena.

Educación. Primera infancia, creación 6 Jardines infantiles para niños indígenas en el Distrito, gestionados ante la Secretaría Distrital de Integración Social.

Primera infancia. Actualmente hay seis Jardines infantiles para niños indígenas en el Distrito, gestionados por la Concejala Ati ante la Secretaría Distrital de Integración Social y Educación, los cuales son: Wawita Kunapa Wasi, Casa de niños (Inga); Uba Rhua, Espíritu de Semilla (Muisca Bosa); Makade Tinikana, Caminar Caminado (Huitoto); Kÿhÿsa Aguazgua, Casa de Pensamiento, (Muisca Suba); Semillas, Ambiká Pijao, (Usme).

Wawakunapak Yachahuna Wasi, Casa de enseñanza (Pueblo Kichwa). También gestionó ante el ICBF un Centro comunitario para atención de 39 niños emberá en el barrio La Favorita, donde niños reciben alimento y realizan actividades lúdicas y recreativas. Cuatro madres emberá se encargan de su cuidado.

Ante las diferentes instituciones del Distrito competentes y ante el Ministerio de Educación Nacional, se ha planteado la necesidad de que este programa, dirigido a la Primera Infancia, se articule a la educación media y superior como mecanismo para el fortalecimiento cultural y autónomo de los indígenas en la ciudad.

  • Cultura y organización: Encuentros de Pueblos; apoyo a ceremonias rituales; Adecuación institucional.

Encuentros de Pueblos y apoyo a ceremonias rituales. Desde octubre de 2007 se realiza cada año el encuentro de pueblos Indígenas en Bakatá, para visibilizar y fortalecer la identidad, unidad y diversidad.

Además, la Concejala ha apoyado a los cabildos en la gestión de presupuesto para realizar festividades como Inti Raimy, Festival del Sol y la Luna en Bosa, Festival de la Chicha en Usme, y Festival del Maíz en Suba, entre otros.

Adecuación institucional. Ati Quigua promovió la creación de la Gerencia de Etnias del Instituto Distrital de Participación Comunal, como espacio institucional para apoyar y fortalecer el proceso organizativo indígena en la ciudad.

  • Territorio

En relación con el Plan Parcial El Edén, de Bosa, que afecta al Pueblo Muisca de Bosa, la concejala a acompañado el proceso de consulta previa, lo cual ha permitido, entre otras cosas, que el avaluó catastral del valor del metro cuadrado de tierra se haya incrementado favorablemente para la comunidad, de un valor de $ 800 a $ un valor de $ 4.800 pesos.

También gestionó y ha promovido intensamente que el Plan de Vivienda para pueblos indígenas – lo que es pionero en Colombia y América Latina - se desarrolle con enfoque diferencial y acorde a su cosmovisión, serán, inicialmente unas 1.800 unidades (ciudadela indígena) de vivienda colectiva con subsidios también colectivos.

Soberanía Alimentaria. Durante el Encuentro Nacional de productores indígenas y campesinos y la Feria Agroecológica, realizados en el Jardín Botánico de Bogotá el pasado 25 y 26 de febrero, con apoyo de la Secretaría Distrital de Desarrollo Económico, se consolidó la propuesta de la distribuidora Familia de la Tierra, en la cual se hicieron acuerdos con los hermanos indígenas y campesinos sobre precios, frecuencias y cantidades. Esto hace realidad uno de los dos canales de comercialización indígena y campesina que por gestión de la concejala Ati Quigua se incluyeron en el actual Plan de Desarrollo. Familia de la Tierra, hace parte del proceso Alianza Indígena y Campesina, que tiene varias ejes de trabajo: la Escuela agroecológica, las reservas comunitarias de semillas y el eje de comercialización y distribución.

Soberanía Alimentaria. Creación de dos canales de comercialización y la distribuidora Familia de la Tierra, que hace parte del proceso Alianza Indígena y Campesina, que tiene como ejes de trabajo la Escuela agroecológica y las reservas comunitarias de semillas.

  • SEWA: un acuerdo justo

La gestión de Ati Quigua ha contribuido a logros importantes para los indígenas en la ciudad. Como es natural en todo proceso social y político, el gran reto es la unidad para avanzar en el propósito del Bien y Buen vivir de los indígenas en Bogotá.

Testimonios indígenas sobre la gestión de Ati Quigua:


 

Política pública del agua en Bogotá D.C Acuerdo 347 de 2008.

GARANTIA DEL MINÍMO VITAL DE AGUA. El movimiento Tod@s Atierra, liderado por Ati Quigua, tramitó y logró la aprobación del Acuerdo 347 de 2008: Lineamientos de la Política Pública del Agua en Bogotá. Con el cual se garantiza que aproximadamente 236.000 familias reciban una cantidad de agua que les permita llevar una vida en condiciones dignas.

CULTURA DEL AGUA. El Acuerdo 347 incorpora lineamientos para que en los proyectos educativos escolares, universitarios y comunitarios se promueva un cambio cultural hacia el ahorro, uso de aguas lluvias, reuso y aprovechamiento sostenible de las aguas subterráneas y superficiales.

GESTION DEL AGUA EN LA REGION. Este Acuerdo incluye la revisión de las tasas de uso y tasas retributivas, así como la implementación de la cuenta del agua (compilación y construcción de información contable sobre la cantidad y  calidad del agua), instrumentos económicos y financieros necesarios para la gestión ecoeficiente.

DEBATES Y EVENTOS. Los altos niveles de agua potable que pierde la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, la sobreexplotación de aguas subterráneas, los vacíos en las políticas e instrumentos para la protección de los páramos y la descontaminación del río Bogotá y sus afluentes, han sido motivo de debates, foros, encuentros interculturales y otros eventos promovidos por Tod@s Atierra.

-PROYECTO DE ACUERDO No. 194 DE 2010

"Por el cual se promueve la integración regional rural a través de mercados temporales campesinos e indígenas"

Intervención de la Concejala Ati Quigua en la Plenaria del Concejo de Bogotá sobre el proyecto de Acuerdo "Por el cual se promueve la integración regional rural a través de mercados temporales campesinos e indígenas".


-PROYECTO DE ACUERDO. 409 DE 2009

"Por el cual se consolida el concepto de soberanía alimentaria y se establecen los lineamientos de la política pública de soberanía alimentaria en Bogotá D.C."

Escuela Autónoma Agroecológica Indígena y Campesina de Bakatá - Abril 30 de 2010

 La Escuela promovida por la Concejala indígena Ati Quigua y la Plataforma Campesina inició su desarrollo el pasado 30 abril en Bogotá (sede Cinep) y contó con participación de diversas experiencias regionales e internacionales como la Fundación San Isidro de Duitama Boyacá, el Movimiento Sin Tierra do Brasil y otras granjas agroecológicas promovidas por campesinos e indígenas en distintas regiones del país, que compartieron experiencias (consolidadas) para ambientar el desarrollo del taller y vislumbrar pautas de los que será el derrotero de la Escuela.

Ver Imagenes Escuela Autonoma Agroecologica

Acuerdo 231/2006 para incentivar el cultivo y consumo de productos tradicionales andinos como complemento nutricional en el Distrito 

Proyecto de acuerdo 070 de 2006 para incentivar el cultivo y consumo de productos tradicionales andinos como complemento nutricional en el Distrito.

El Páramo más grande el mundo se convirtió en el escenario en donde sabedores indígenas procedentes de toda América, campesinos, artistas y académicos, activaron el pensamiento y la palabra de sabiduría ancestral para el equilibrio de la vida, invitados por tod@s Atierra. Conozca la Declaración de Fungunsua.

PRONUNCIAMIENTO PÚBLICO DE FUN GUN SUA EN EL MARCO DEL PRIMER ENCUENTRO DEL AGUA Y LA CULTURA CAMPESINA SUMA PAZ PARA TODOS

Llevado a cabo en San Juan de Sumapaz, en Abril 19 de 2008

POR LA VIDA, POR EL AGUA Y POR LA TIERRA, POR EL RECONOCIMIENTO DEL AGUA COMO ORIGEN DE VIDA Y PRINCIPIO DE ORDENAMIENTO DEL TERRITORIO, POR LA DEFENSA DEL PÁRAMO DE SUMAPAZ, POR LA DEFENSA DE LA VIDA, HONRA Y BIENES DE LOS CAMPESINOS, POR EL DERECHO A VIVIR EN LA REGIÓN DE SUMAPAZ, POR EL DERECHO A NO TENER MIEDO Nosotros, los campesinos y campesinas de la región del Sumapaz, en conjunto con las autoridades indígenas, representantes de diversas etnias, y con organizaciones locales, distritales y nacionales, ante la importancia del agua, como fuente de vida para las poblaciones humanas y todos los seres vivos del planeta, nos dirigimos a todas las comunidades del país, y del mundo, a las instancias gubernamentales del distrito y de la nación, a los cuerpos legislativos y las organizaciones, mundiales preocupadas por el destino del agua.

MANIFESTAMOS QUE:

1. Compartimos la visión de nuestros hermanos indígenas, en el sentido que somos de agua y somos de alimento, que habitamos en el seno del agua, y que por ello debemos saber y aprender a amarla. Entendemos también que el agua debe ser el principio ordenador del territorio y de la vida, más aun tratándose del Páramo más grande de la Tierra.

2. Los campesinos y campesinas de Sumapaz, Fun Gun Sua, hemos habitado y defendido este territorio desde hace décadas, y asumimos la defensa del páramo porque vivimos y somos parte de él, y tenemos el legítimo derecho a gobernar nuestros territorios y nuestras vidas. Así, la defensa del Páramo pasa necesariamente por la defensa de los derechos a la vida, honra, los bienes de la población aquí asentada y a no sentir miedo de habitar nuestro territorio, ante la amenaza de agentes externos a la región.

3. Recalcamos la necesidad de fortalecer la unidad, la solidaridad y la articulación entre los individuos, los grupos sociales y las instituciones que comprendemos al agua como un bien común, para el disfrute de todos y no unos pocos mercaderes, que bajo el disfraz del desarrollo no desean otra cosa que apoderarse de este recurso vital para la humanidad, por eso hacemos un llamado a la movilización general de la población, sin distingos de credos ni ideologías en procura de la protección y distribución equitativa de este bien común.

4. Creemos en la obligación de restablecer la memoria ancestral y tradicional, así como los saberes populares, extendiéndolos a los ámbitos escolares y la sociedad urbana. Reconocemos en la unidad y las luchas popular el alimento con el cual se nutrieron y se nutren grandes batallas por el sagrado derecho a la posesión de la Tierra para quienes la trabajan, por la reforma agraria integral, la justicia social y la salida política al conflicto social y armado que vive el país, como elemento fundamental que ha de llevar a la paz duradera.

5. Entendemos perfectamente que tenemos derechos, y que tenemos deberes en torno al cuidado ambiental como parte de la estrategia para la protección del agua. Por esa razón, ratificamos nuestro indeclinable compromiso de proteger el ecosistema de páramo, mejorando para ello la calidad de la agricultura, haciéndola cada vez más limpia, apropiando nuestros saberes tradicionales y el uso de semillas y técnicas de cultivo no contaminantes, rechazando tajantemente las semillas transgénicas, el uso de plantas alimenticias para la producción de biocombustibles y la estrangulación de la economía campesina en manos de la transnacionalización, a través de proyectos y megaproyectos inconsultos con las comunidades que son dueñas legítimas de los recursos.

6. Como resultado de lo anterior, proponemos que Bogotá sea declarada como capital mundial del agua, en honor a que en su territorio se encuentra el páramo más extenso del planeta y que genera ingentes volúmenes de agua, que satisfacen las necesidades de los seres vivos, en buena parte del territorio del país y del continente. Enarbolamos la bandera de convertir al páramo en un símbolo para la construcción de un movimiento intercultural de conciencia por la vida.

7. Sabemos la preponderancia de la parte rural de Bogotá y, por lo tanto, proponemos la soberanía alimentaria mediante la apropiación de semillas nativas como la quinua y el maíz.

ACOMPAÑAN ALCALDÍA SUMAPAZ LOCALIDAD 20 D.C., MOVIMIENTO TODOS ATIERRA, ASOCIACIÓN DE CABILDOS INDÍGENAS - ASCAI, AUTORIDADES INDÍGENAS DE LA SIERRA NEVADA DE SANTA MARTA PUEBLO MUISCA, SEYKIWIA ARTE PARA LA TIERRA, FUNDACIÓN TERRA NOVA.

Fotos primer encuentro del agua y la cultura campesina